Bomampak, Chiapas

Especialmente famoso debido a sus impresionantes murales, Bonampak, en el estado mexicano de Chiapas, está rodeado por selva en medio del Valle de Lacanhá. Cerca de la frontera con Guatemala y a unos 32 km ó 20 millas al sur de Yaxchilán está este sitio arqueológico maya que fue construido durante el periodo clásico, entre los años 250 y 800 d.C. Fue redescubierto, gracias al pueblo maya lacandón, a mitad del siglo XX. El sitio tiene una extensión de más de 4 kilómetros cuadrados.

Comparado con tiempos pasados, hoy es muy fácil llegar a este lugar, dado que existe una buena carretera fronteriza construida en la última década. Desde Palenque, Ocosingo, Comitán o Tenosique, en el estado de Tabasco, es posible tomar un pequeño avión que lo aterrizará en Bonampak.

De los murales de Bonampak es posible conocer importantes aspectos de la vida de esta ciudad. la sociedad se basaba en la agriculura y la gente se organizaba en diferentes estratos sociales. En la parte superior de esta jerarquía estaba la realeza que requería del tributo del pueblo para mantener la estructura social, no sólo en la ciudad sino en una región más amplia.

Es posible admirar dinteles donde se describen las batallas. En ellos, los prisioneros son llevados a sacrificio en asombrosas ceremonias con danzas y fuego. Después del año 800 d.C., la ciudad fue abandonada y esto marcó el fin de los Señores de Bonampak.



Los visitantes pueden admirar las ruinas de lunes a domingo de 8:00 am a 4:00 pm.