Presidentes de México: Benito Juárez 1858 - 1872

Con la mitad del territorio perdido, las arcas de la nación saqueadas por un dictador, la deuda externa hasta el tope y el ejército desmembrado, a mediados del siglo IXX México era un territorio desolador para sus habitantes y un botín fácil para la ambición imperialista internacional.

Con la mitad del territorio perdido, las arcas de la nación saqueadas por un dictador, la deuda externa hasta el tope y el ejército desmembrado, a mediados del siglo IXX México era un territorio desolador para sus habitantes y un botín fácil para la ambición imperialista internacional. Cuando Santa Anna perdió por fin la confianza de sus más ciegos seguidores y renunció a su 11mo término como presidente de México, un hombre llegó a poner orden en la casa.

Benito Juárez García nació Zapoteco puro en el pequeño pueblo de Guelatao, en las montañas de Oaxaca. Sus padres murieron cuando él tenía 3 años por lo que sus abuelos se hicieron cargo de él. Fue pastor de ovejas hasta los 12 años cuando, según cuentan, para evitar el regaño de su abuelo por haber perdido una, huyó a la ciudad de Oaxaca donde su hermana trabajaba al servicio de la familia Maza. Hasta ese momento Juárez sólo hablaba zapoteco y no sabía leer ni escribir.

Impresionado con la inteligencia del muchacho, un sacerdote franciscano lo instruyó y logró inscribirlo en el seminario para que continuara sus estudios. Contrariamente a lo que esperaba, Juárez mostró mayor interés por las leyes de los hombres que por las de Dios y se graduó como abogado en 1933. Comenzó entonces una exitosa carrera política que lo llevó a ocupar puestos como juez y gobernador de Oaxaca. En 1853 se autoexilió en los E.U. en franca actitud de rechazo a la dictadura de Santa Anna.

A su regresó en 1855, se organizó con los liberales del país para promulgar las Leyes de Reforma en las que limitaba el poder de la iglesia y el ejercito, expropiando los bienes en su poder. Con esto pretendía impulsar un estado capitalista cimentado en una sociedad civil moderna e industriosa, muy a pesar de las revueltas conservadoras. Electo presidente en 1860 declaró el cese del pago de la deuda externa y la respuesta de los acreedores no se hizo esperar.

Desde un puerto de Veracruz sitiado, Juárez negoció hábilmente con España e Inglaterra. Sin embargo Napoleón III tenía el propósito ulterior de contrarrestar el avance de los E.U. hacia el sur creando un Imperio en México, gobernado por una casa europea. Juárez y su ejército resistieron bien el primer embate, no así el segundo. Los franceses entraron victoriosos en la Cd. de México en 1863 obligando a Juárez a trasladar su capital a una carroza desde donde gobernaba, y que valerosamente recorrió los desiertos del norte resistiendo, organizando y promoviendo en contra del gobierno del emperador Maximiliano I.