La ciudad de Kabah se localiza en la Península de Yucatán, al sur de la ciudad de Mérida. Este sitio arqueológico es famoso por la ruinas de su palacio, que tiene cientos de tallados en piedra del dios maya Chaac.

El asombroso Palacio de las Máscaras es sin lugar a dudas la mayor atracción de Kabah. La fachada del edificio está decorada completamente con máscaras talladas a mano del Dios Maya Chaac. Estas son las únicas ruinas mayas donde se repite tanto el mismo elemento decorativo. Hay muchos otros templos y palacios en el sitio, pero hasta ahora gran parte de ellos están bajo la espesa selva, esperando ser descubiertos. El INAH esta en proceso de excavación. Kabah también tiene un gran arco, como Labná, en la salida al sistema de Sac Be (caminos mayas), y lo conectan con la cercana ciudad de Uxmal. Kabah fue una gran ciudad sin duda, pero hay controversia en cuanto a la supremacía de Uxmal como ciudad de gobierno,

Kabah se localiza a lo largo de la ruta Puuc, al sur de Mérida. Se puede llegar siguiendo la carretera 261. Se encuentra cerca de Uxmal y Labná. Viajando desde Mérida toma un poco más de una hora. La mejor manera de visitar Kabah es siguiendo la ruta Puuc en coche rentado. La señalización es buena y no tendrá ningún problema para llegar.

Se cree que Kabah significa Mano Fuerte en maya. La ciudad prosperó entre los siglos 7 Y 11 de nuestra era, pero ya estaba habitada a mediados del siglo 3 A.C. Se cree que la fecha 849, que se encontró tallada en el marco de una puerta, indica el auge de la ciudad. Kabah fue abandonada antes de la llegada de los españoles a Yucatán, la razón y fechas exactas se desconocen hasta el día de hoy. La primera descripción detallada de la ciudad la hicieron Frederick Carherwood y John Lloyd Stephens en 1843, en su libro "Incidentes del Viaje en Yucatán".

El sitio arqueológico de Kabah no es tan popular como otros, sin embargo es uno de los más atractivos para los visitantes. Tiene un pequeño estacionamiento y hay tiendas de recuerditos en la entrada.