La civilización Olmeca se centró en la parte sur de México. Surgieron alrededor del año 1150 A.C. y lentamente desaparecieron alrededor del 900 A.C. Sus vestigios mas conocidos son las cabezas gigantes que se pueden encontrar alrededor de San Lorenzo Tenochtitlan.