Cocodrilos en Yucatán

Algunos kilómetros al sur de Cancún se encuentra un parque muy peculiar. Crococun es un refugio para la vida salvaje del área, que provee las condiciones naturales necesarias para que tanto plantas como animales se reproduzcan con éxito mientras se les investiga Aunque ahí viven diferentes especies de mamíferos, reptiles y aves, los habitantes más consentidos son los cocodrilos.

Algunos kilómetros al sur de Cancún se encuentra un parque muy peculiar. Crococun es un refugio para la vida salvaje del área, que provee las condiciones naturales necesarias para que tanto plantas como animales se reproduzcan con éxito mientras se les investiga Aunque ahí viven diferentes especies de mamíferos, reptiles y aves, los habitantes más consentidos son los cocodrilos.

De las cuatro especies de cocodrilos que existen en América, sólo dos se encuentran en territorio mexicano: el Cocodrilo Americano, que se encuentra en lagunas y esteros del Pacífico, y el Cocodrilo Moreletti de las costas yucatecas, ambos presentes en el parque. Los cocodrilos son especies muy evolucionadas del orden de los reptiles, y todos tienen un origen común en una especie denominada Arcosaurio que vivió en la Era Mesozoica.

El cortejo y apareamiento de los cocodrilos sucede en la época seca, cuando el nivel de agua baja en las rías y esteros. La hembra desova justo antes del comienzo de la época de lluvias. Primero cava un hoyo donde depositan de 20 a 45 huevos y después los cubre de arena. La hembra suele vigilar muy de cerca el nido durante los 80 días que dura la incubación, ya que éste es constantemente asediado por coatíes y mapaches.

Se cree que las hembras responden al llamado de los neonatos porque misteriosamente acuden a desenterrarlos en el momento indicado. Tanto el macho como la hembra protegen a los jóvenes de los depredadores de un modo tan especial, que se creía que hacían todo lo contrario: los meten delicadamente entre sus fauces. Los pequeños cocodrilos comienzan a alimentarse de moluscos y pequeños peces, al crecer amplían su dieta a mamíferos de gran tamaño, tortugas y otros reptiles.

Algunas especies de cocodrilos llegan a vivir más de 100 años, sin embargo casi todas se encuentran en peligro de extinción. La resistencia y belleza de la piel del Cocodrilo Moreletti ha sido objeto de la codicia humana durante años. Aunque el comercio con productos de piel de cocodrilo no esta prohibido, le recomendamos considerar antes de comprar que es muy difícil hacer que se reproduzcan en cautiverio.