Rafting en Veracruz, México

Unas cuantas horas tierra adentro desde el Puerto de Veracruz, el terreno se eleva hasta formar las cimas de la Sierra Madre Oriental. Aquí el aire cálido y húmedo del golfo sube repentinamente, se enfría y se condensa constantemente.

Unas cuantas horas tierra adentro desde el Puerto de Veracruz, el terreno se eleva hasta formar las cimas de la Sierra Madre Oriental. Aquí el aire cálido y húmedo del golfo sube repentinamente, se enfría y se condensa constantemente. Hay partes de Veracruz donde lo raro es un día en que no llueva. ¿Suena triste?, pues no lo es. Muy al contrario: la lluvia que desciende de las montañas forma ríos que ponen a prueba la resistencia y habilidad de los más osados.

Estos ríos rápidos o “aguas blancas” son ideales para la práctica del rafting, un popular deporte extremo en el que el trabajo en equipo es fundamental para dominar la furia del descenso. Quienes han recorrido estos ríos cuentan que la sensación es inolvidable: adrenalina, emoción extrema, velocidad, movimiento, rocas, agua y más agua. Dicen, además, que hay paisajes externos e internos que sólo se pueden ver desde una balsa en agitación.

El rafting generalmente se practica en grupos de 4 a 12 personas, en balsas hechas con varias capas de telas plastificadas muy resistentes, con cámaras de aire independientes. Los participantes usan remos normales para propulsión y equilibrio. En todo caso a los participantes se les recomienda usar traje de baño, casco y chaleco salvavidas. También se recomienda hablar ampliamente con el guía sobre las medidas de seguridad, estado de salud y hábitos. No se recomienda desvelarse ni beber alcohol antes de practicarlo.

Pescadores y Antigua son dos ríos que se encuentran cerca de Jalcomulco, Veracruz. Ambos tienen puntos clasificados en los niveles de dificultad 3 y 4, cuando el nivel 5 es lo más extremo (en México no hay un río que esté clasificado en este nivel). En los alrededores hay varias opciones de alojamiento que van desde campamento hasta hotel, y que se ajustan a cualquier presupuesto y filosofía de vida.

Despues de tanta agitación las tardes pueden ser mas tranquilas si visita los pintorescos poblados en los alrededores, o puede continuar con las emociones practicando rappel o tirolesa. Parece ser que el turismo moderno se inclina hacia experiencias elementales de contacto con la naturaleza. El aventurero que todos llevamos dentro necesita experimentar el mundo tal cual es. En ese sentido no hay nada más natural que Veracruz para sacar a pasear a su Indiana Jones.