La Paz, Baja California

Rodeada por desierto, montañas y océanos, La Paz muestra un paisaje único de cielo azul intenso que protege arbustos, cactus y flores. Aguas de color verde claro y azul profundo esperan a los visitantes en este destino mexicano. Playas de blanca arena, mezcladas con asombrosos sitios históricos, son el contexto de la antigua riqueza del -llamado por Jacques Cousteau- acuario más grande del mundo.

La Paz, ciudad capital del estado de Baja California Sur en la parte noroccidental de México, está ubicada a 2 horas y media al sur de Ciudad Constitución y 2 horas al norte de Cabo San Lucas. La Paz está en la extensa península noroccidental del país entre el Océano Pacífico y el Golfo de California o Mar de Cortés.

La Paz ofrece montañas y valles que son ideales para caminar, explorar, acampar o simplemente contemplar su flora y su fauna que caracterizan a este ecosistema desértico y semidesértico.

Este destino presenta una gran variedad de opciones de alojamiento. Hay desde lujosos y cómodos hoteles Gran Turismo hasta hostales de bajo presupuesto para mochileros. Existe también un gran número de sitios para acampar y observar las noches con estrellas, así como los trailer parks para el turismo nómada.

Tanto turistas como gente local disfrutan del ambiente de La Paz y la mezcla de opciones para ir de compras y edificios coloniales que promueven una atmósfera relajada. Al norte de La Paz se encuentran las más bonitas playas: Playa Palmira, Playa Coromuel, Playa el Caimancito, Playa el Tesoro, Playa Pichilingue, Playa Balandra, Playa el Tecolote y Playa el Coyote. Puntos cercanos muy recomendables para el buceo son Loreto y Mulegé, debito a su belleza natural.

La Paz tiene docenas de excelentes restaurantes para satisfacer toda clase de paladares. Tendrá que elegir entre las opciones de comida china como Nuevo Cantón, Nueve Dragones o Nuevo Pekin; comida mexicana como la de Capri, Bachos o El Cortijo; o cocina internacional en el Oasis, el Coral o el Kiwi.

Una de las más atractivas actividades en La Paz y las costas de Baja California es observar la llegada, a principios del mes de diciembre, de cientos de cetáceos, como la ballena gris. Las lagunas Ojo de Liebre y de San Ignacio son excelentes lugares para disfrutar y aprender de este espectáculo de la naturaleza.

Además, La Paz ofrece el Centro de Educación Ambiental y Museo Comunitario de la Ballena, que es un espacio educativo dedicado a difundir conocimiento acerca de la protección de los cetáceos y del medio ambiente a través de exposiciones y talleres.

La Paz ofrece un paisaje único sustentado en un ecosistema de desierto, montañas y océanos. Los visitantes tienen una variedad de opciones de alojamiento y muchas actividades que incluyen nadar en las playas, expediciones, campamentos y observación de ballenas, entre otras.