Durante el siglo 13 A. de C., una tribu de características salvajes emigró del noroeste del actual territorio de México para llegar al valle central con el propósito de establecerse sobre tierras pantanosas. Los aztecas, de acuerdo con leyendas, provenían de isla llamada Aztlán, que significa "lugar blanco" o "lugar de garzas". La posición geográfica de Aztlán no es conocida y varios sitios han sido señalados como la cuna de este pueblo. Sin embargo, algunos historiadores tienden a acordar que estaba situada en el actual estado mexicano de Nayarit.